domingo, 23 de julio de 2017

Locronan. Bretaña. Francia


Cuando llegas a Locronan esperas un pueblo pintoresco, pero la verdad es que te quedas sin palabras cuando empiezas a recorrer sus callejuelas. Cada paso que das es una postal, y cada rincón es aún más maravilloso que el anterior. Parece sacado de un cuento. Las casas que rodean La Grand Place, con la iglesia enmarcando todo el conjunto ya merecen la visita. Después descubres que solo es uno más de los lugares tan bellos que alberga esta villa detenida en el tiempo. Aquí no verás cables eléctricos, ni antenas en los tejados. Verás todo lleno de flores y cuidado hasta el mínimo detalle. Todo el conjunto es tan bonito, tan especial que cualquier cosa que se diga no es suficiente. Hay que verlo, no hay otra manera de hacerse a la idea de Locronan. Todo en este pequeño pueblo es grande en belleza. Las vidrieras de la iglesia llenan de colores el interior de esta, el cementerio detrás de la misma es de una sencillez que aumenta si cabe la sensación de estar paseando en un lugar tan bonito que casi parece un decorado. Está considerado uno de los pueblos más bonitos de Francia, para muchos el que más junto a Rochefort en Terre, y no queda duda de que lo es. Desde nuestro punto de vista es posiblemente el pueblo mejor conservado y mas hermoso en conjunto que hemos visto nunca. De visita absolutamente obligada. Solamente poder ver Locronan justifica un viaje a la Bretaña.
































jueves, 20 de julio de 2017

Saint Goustan. Bretaña. Francia


El pequeño puerto medieval de St Goustan es un lugar perfecto para relajarse y dejarse llevar por su bucólica panorámica. A un lado del puente que cruza el río Auray se abre un lugar sacado de una postal. Pequeños bistrós para poder comer o tomar una cerveza bretona animan el ambiente. Las antiguas casas amontonadas con los pequeños barcos de fondo hacen que parezca que aquí el tiempo se detuvo hace mucho. Un músico callejero amenizaba el conjunto tocando con su acordeón canciones populares francesas. La verdad es que daban ganas de no moverse de este pequeño rincón de la Bretaña, que como tantos otros nos ha enamorado.












lunes, 17 de julio de 2017

Vannes. Bretaña. Francia







Empezamos nuestro recorrido por la Bretaña con la visita a la villa de Vannes, capital del departamento de Morbihan. La verdad es que para abrir boca nos ha dejado impresionados. Es difícil explicar con palabras lo hermosa que es Vannes. Pasear por sus calles llenas de antiguas casas con entramado de madera y de detalles, recorrer la muralla y entrar en el pueblo por la puerta prisión o la de San Vicente, admirar los jardines y el Château Gaillard, entrar en la catedral de San Pedro y contemplar su solemnidad y sus preciosas vidrieras, o acercarse hasta el puerto deportivo donde se arremolinan los barcos con la villa de fondo. No sabemos como será lo siguiente que veamos, pero Vannes nos ha encantado. Podríamos decir que la Bretaña nos ha recibido con una de sus mejores caras.

  


























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...